fbpx

Régimen de Libertad Absoluta y excepciones

noviembre192018
Regímenes de Importación en España

Como hemos tratado en post anteriores, el transporte de mercancías es un sector muy complejo por la numerosas regulaciones internacionales, comunitarias y del propio país que afectan y determinan aspectos fundamentales como son los bienes y materiales a transportar, los plazos, y un amplio etc de condiciones que es necesario cumplir de forma estricta.

España, por el hecho de formar parte de la Unión Europea, tiene su política comercial establecida dentro del llamado Régimen de Libertad Absoluta, que implica:

  • A nivel de comercio nacional la actividad no se encuentra sujeta a restricciones salvo las que la propia actividad comercial establece. Algunas características del libre comercio en un mercado interno son la libertad de precios, de horarios, de apertura de establecimientos, de contratación…
  • En el ámbito del comercio exterior, supone la libre circulación de bienes y mercancías entre distintos países de la UE, lo cual implica la supresión o reducción de algunas barreras comerciales como pueden ser aranceles, requisitos, reglamentos, legislaciones, fiscalizaciones…

Cabe destacar que los regímenes comerciales de importación y exportación en España – que están determinados por la política comercial común y se encuentran recogidos en multitud de reglamentos y normativas comunitarias – solo son aplicables en el territorio español que forma parte del territorio aduanero comunitario, por lo que Ceuta y Melilla quedan exentas.

Por regla general, las mercancías que se comercializan dentro de España o que son exportadas o importadas están sometidas al Régimen de Libertad Absoluta, pero existen algunas excepciones que, sobre todo, aparecen por el tipo de mercancía.

Régimen de Libertad Absoluta y Excepciones 

Las excepciones al Régimen de Libertad Absoluta son las siguientes:

Régimen de Autorización

En este régimen es necesario la presentación de una licencia de importación emitida por las autoridades competentes de los Estados Miembros. En España se encarga de dicha gestión la Secretaría General de Comercio Exterior.

Algunas de las mercancías o bienes sometidos al régimen de autorización son:

  • Productos que puedan utilizarse con fines de tortura.
  • Material de defensa.
  • Materiales, productos o tecnologías que puedan tener doble uso.

Régimen de Vigilancia

Tal y como dice su propio nombre, las importaciones sometidas a este régimen necesitan un Documento de Vigilancia Comunitaria (revisado y autorizado por la Secretaría General de Comercio Exterior) y tiene 4 meses de validez una vez presentado.

Además, se debe tener en cuenta la Notificación Previa de Importación, que es un documento que se utiliza cuando existe una vigilancia estadística previa de importación para ciertos productos.

Régimen de Certificación

Para que la mercancía entre de forma legal en España, el importador debe presentar un certificado a la Secretaría General de Comercio Exterior para que pueda verificar el cumplimiento de determinados requisitos previos. Este tipo de régimen suele aplicarse a los productos agrícolas, y por ello cabe destacar el Certificado AGRIM, y más específicamente el certificado AGREX para el aceite de oliva.

Los regímenes se aplican dependiendo del producto de importación, prestando atención sobre todo a los productos:

  • Textiles.
  • Agrícolas.
  • Siderúrgicos.
  • Armas y materiales de defensa.

También es importante el país de procedencia de la mercancía, siendo determinante si este forma parte o no de la OMC.

Especies amenazadas de fauna y flora

El transporte de especies amenazadas de fauna y flora, se gestiona a través través del CITES, un acuerdo que llevaron a cabo 183 gobiernos para controlar este tipo de comercio y poder proteger a estas especies, se establece que para su importación y exportación es obligatorio presentar permisos, certificados y notificaciones CITES.

Estas son independientes a los regímenes comerciales, y cada uno de los gobiernes dispone de su propia legislación nacional para certificar que las CITES se aplican a en su país.

El transporte de mercancía internacional requiere de un amplio conocimiento de las diferentes normativas y documentación existente en cada país. Conocer la información necesaria en cada caso así como los plazos exigidos es fundamental para que tanto importadores como exportadores lleven a cabo sus envíos con rapidez y seguridad.