fbpx

Megacamiones. Ventajas e inconvenientes de su legalización en España.

julio 19 2016
Megacamiones en España

El pasado 23 de diciembre de 2015 se aprobó definitivamente la circulación con megacamiones por España. Con la entrada en vigor de esta normativa, llega una importante mejora para el transporte por carretera que puede suponer grandes beneficios para las empresas y la sociedad.

No obstante, las opiniones con respecto a las ventajas e inconvenientes de este tipo de vehículos pesados son muy variadas y contrapuestas y muchas de ellas ponen en duda que la red de infraestructuras española esté preparada para soportarlos.

El 4 de abril se realizó el primer trayecto en carretera en España, 35 km -desde Palau-solità i Plegamans hasta Martorell- que supusieron la primera prueba para comprobar si estos vehículos pesados pueden moverse por toda la geografía española.

El término megacamiones o megatrucks hace referencia a aquellos que tienen una longitud de hasta 25,25 metros de longitud y una masa máxima autorizada de 60 toneladas.

En autopistas y autovías deberán ir a 90km/h y en carreteras convencionales a 80km/h.

Entre las ventajas que defienden algunas asociaciones y empresas de transporte terrestre destacan aquellas que abogan por una mayor competitividad y eficiencia: menos uso de combustible, menos vehículos en carretera y reducción de tiempos de transporte, así como una menor congestión de las vías y mejora en la eficiencia de los transportes, de manera que se genera un buen impacto macroeconómico para los precios de las mercancías que han de ser transportadas.

Una de las principales ventajas de la legalización de los megacamiones en España es que permiten transportar una cantidad mayor de carga en un mismo trayecto, lo que conlleva un supuesto ahorro de más de 100 millones de euros anuales. Esto se debe a que van a asumir un 25 % del tráfico de mercancías, de acuerdo con los datos estimados. Su utilización supone relevar a 100 millones de vehículos por cada kilómetro recorrido.

Además, la implantación de este nuevo medio de transporte puede llegar a reducir en más del 20 % los costes derivados de tonelada por kilómetro, por lo que en 15 años podría generar un beneficio de 10.000 millones de euros.

El factor medioambiental en términos de ahorro de emisiones de CO2 es otro de los puntos fuertes sobre los que se apoyan los defensores de esta nueva normativa en transporte terrestre. Asociaciones como la ANFAC (Asociación Española de Fabricantes de Automóviles Turismos y Camiones) insisten en que esta nueva via de transporte supondría un beneficio de 700 millones anuales para España en términos de reducción de emisiones de CO2. Asimismo, desde el RACE también valoran positivamente la implantación de los megatruck por la reducción de emisiones de C02 que puede suponer una disminución del 22% de gases contaminantes.

Un mega camión es casi tan grande como un avión reactor de pasajeros y pesa más incluso.

Tamaño y comparativa de un megacamión

Pese a estos datos son muchos los muestran su rechazo a la circulación de este tipo de vehículos en las carreteras españolas. La campaña No Mega Trucks destaca estos que detallamos a continuación entre los inconvenientes de los megatrucks:

  • Más longitud es más masa y las carreteras españolas no están diseñadas para ello. El peso que transmite al asfalto es más elevado que el de los camiones que se usan habitualmente, lo que da lugar a un deterioro más rápido de las vías.
  • Mayor riesgo vial. Su peso exige calcular mejor las distancias de frenado y la probabilidad de siniestro mortal se duplica con estos camiones.
  • Las infraestructuras no están preparadas. Túneles, rotondas y demás infraestructuras generarán problemas para maniobrar, lo que aumentará la probabilidad de quedar atascados o colisionar. Además, son difíciles de adelantar por el resto de conductores.
  • Problemas ambientales. El abaratamiento que producen hace que se prefieran antes que usar el ferrocarril o los ríos navegables, por lo que aumentará la emisión de gases contaminantes.
  • Mayor gasto para la sociedad. Todas las adaptaciones necesarias se realizarán a costa del contribuyente, pues el Gobierno tendrá que tomar medidas destinadas a cubrir las necesidades que surjan debido a su uso.

En nuestro país, la longitud máxima permitida para estos camiones es de 18,75 metros, bastante inferior a la del resto de países europeos, por los que circulan camiones de 25 y 34 metros.

¿Qué ocurre en Europa con los megacamiones?

 

El primer país que legalizó los megatrucks fue Suecia, en 1995. Previamente, desde 1996 y hasta 2005, el gobierno aplicó un impuesto especial a todos los camiones megatruck y trailers con el que recaudaron 400 millones de euros que invirtieron en reemplazar 1.100 puentes y mejorar las infraestructuras para posibilitar la circulación segura de los supercamiones.  También Dinamarca se vio obligada a invertir más de 11 millones de euros para adecuar rotondas y cruces y poder permitir su circulación.

Por el contrario, en Francia, Suiza, Austria y Reino Unido su circulación sigue estando prohibida.

Sólo el tiempo y los recorridos piloto que ya se están realizando en las carreteras españolas podrán determinar si los megacamiones formarán parte del paisaje de las carreteras españolas en un futuro próximo.

Si te interesa saber más sobre servicios en transporte terrestre y sobre nuestra flota de camiones, no dudes en contactar con nosotros.